Compatibilidad entre el hombre Géminis y la mujer Cáncer

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 18 Enero 2021

geminisamorcancer

La relación entre un hombre Géminis y una mujer Cáncer puede resultar extraña y sorpresiva. Aunque complicada, podría llegar a haber una buena complementación entre el eminentemente mental y variable hombre de Géminis y la muy emocional mujer de Cáncer, dependiendo de la voluntad y el deseo que ambos pongan en adaptarse a las características que tan contrastadamente definen a esta pareja. El respeto, la comprensión y la comunicación serán los tres pilares que puedan garantizar que esta combinación pueda llegar a resultar estable.

Lo que cada signo quiere

De entre todos los signos del zodiaco, las personas pertenecientes al signo Cáncer, y en especial las mujeres, basan todas sus decisiones y anhelos en su aspecto emocional, sin que por ello deba considerarse esto necesariamente como una limitación, pues aporta al carácter de las nacidas bajo este signo la empatía y comprensión desde la cual interactúan de forma armoniosa con su entorno. Las mujeres Cáncer buscan sobre todo un compañero que les de seguridad, ya que su carácter vulnerable emocionalmente puede desestabilizarse con una pareja a la que le guste la confrontación permanente.

Por su parte, los hombres nacidos bajo el signo de Géminis son extrovertidos e inmunes a esas debilidades emocionales si se presentara una confrontación. Los mentales de Géminis se sienten atraídos hacia la exploración del mundo de la mujer Cáncer, y lo intentarán hasta que logren satisfacer su curiosidad. Llegados a este punto, la empatía natural de las mujeres de Cáncer y el anhelo permanente de Géminis por no estar solos pueden llegar a compenetrarse muy bien en un fuerte vínculo emocional. Además, las mujeres de Cáncer también pueden llenar fácilmente la intensa necesidad de un Géminis de establecer conversaciones profundas.

Sin embargo, las grandes diferencias en las expectativas fundamentales de ambos signos pueden poner en riesgo real la estabilidad de una relación entre ellos. Mientras que las mujeres de Cáncer quieren por encima de todo la estabilidad, seguridad y lealtad, enfrentando la vida profunda y seriamente, los Géminis no soportan la rutina, y su personalidad cambiante los impulsa a la búsqueda de nuevas aventuras y diversión en un entorno más social y menos hogareño donde puedan desarrollar sus profundas ideas en largas y complejas conversaciones. Para Géminis es difícil, desde su constante actividad mental, descifrar los mensajes de la mujer de Cáncer sobre sus permanentes necesidades emocionales.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

Un punto a favor de las mujeres de Cáncer es su facilidad para establecer relaciones de amistad, porque les encanta hacer que su entorno se sienta bien y se relaciona con la gente de manera empática. En contraposición, su extrema inseguridad, y la alta valoración que le da a la lealtad y a la gratitud como virtudes fundamentales, hacen que al final muchas de estas amistades no terminen de cuajar en relaciones a largo plazo, por lo que su círculo de amigos es limitado.

Todo lo contrario ocurre con los hombres Géminis, que son de naturaleza fundamentalmente social, buscando permanentemente la emoción de descubrir gente nueva, a quienes atrae con su encanto natural y la labia de su conversación. Debido a ello, Géminis posee un círculo muy amplio de amigos, de distintos niveles de cercanía y afecto, según los aspectos en los que se base su intercambio mental y emocional con ellos. Este círculo es muy dinámico y puede ser muy cambiante, ya que si Géminis pierde interés y se siente aburrido en compañía de alguno de ellos, simplemente romperá la amistad.

Las relaciones íntimas son el terreno donde más se muestran las diferencias entre estos signos, con requerimientos fundamentales muy diferentes. La insegura e hipersensible mujer de Cáncer se mantendrá permanentemente preguntándose si el voluble y social Géminis permanecerá siempre a su lado; mientras que el sociable y aventurero Géminis puede cambiar en un instante, y sin advertencia, el rumbo de una vida apasionada y amorosa con una estable y hogareña Cáncer. Las aspiraciones fundamentales de estos dos seres son radicalmente diferentes; mientras que para un Géminis la vida social y la chispa de la aventura son fundamentales, para la mujer Cáncer el hogar es el centro de su actividad.

Las relaciones íntimas muestran esa misma contraposición. Por un lado, las mujeres de Cáncer requieren llegar previamente a una conexión emocional profunda antes de lograr la actividad sexual, mientras que sus compañeros Géminis adoran la exploración, la novedad y la variedad en una actividad sexual más ligera y cambiante; por lo tanto, puede llegar a resultar difícil compaginar las necesidades de esta pareja tan dispar. Solo una voluntad férrea para ir compaginando y complementando sus grandes diferencias en lo social, así como en la forma en que ambos se comunican, puede lograr la armonía y la persistencia de esta relación.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Géminis en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

El signo Géminis se caracteriza por su poder de adaptación a cualquier circunstancia, por encima de todos los demás signos del zodiaco, y es en su desempeño profesional donde saca a relucir su gran capacidad mental y el empeño por la perfección. El amor por la interacción social de los Géminis los hace perfectos para trabajar en grupo, aunque también pueden tener un buen desempeño en el trabajo individual, salvo si el silencio está contemplado como un requisito ineludible, pues allí falla debido a su necesidad intrínseca de comunicación.

Por su parte, las mujeres del signo Cáncer se destacan notablemente en profesiones relacionadas con sus cualidades humanas, como en el cuidado de personas, de los animales, o de la naturaleza en general. En otros trabajos de condiciones más rígidas, su vulnerabilidad emocional puede sufrir hasta interferir con la calidad de su trabajo, a menos que logre aislarse emocionalmente de las condiciones que la alteran, centrándose únicamente en el trabajo en sí.

Trabajando en conjunto, la relación entre estos dos signos suele ser fluida, pues ambos se esfuerzan en hacer bien y a tiempo su trabajo. Como los hombres Géminis son tan versátiles también en cuestiones de trabajo, las mujeres Cáncer podrían favorecerse de dicha interacción si logran apoyarse en ellos y superar sus inseguridades.

A pesar de sus extremas diferencias, la relación entre estos dos signos puede aportar brillo y novedad a la vida del otro, precisamente por ser tan diferentes. Si ambos logran soslayar las limitaciones que derivan de sus diferencias y se centran en el regalo que aporta cada uno al otro con su originalidad particular, pueden obtener la felicidad que tanto buscan desde una nueva perspectiva complementaria.

Te interesa: