Compatibilidad entre el hombre Géminis y la mujer Capricornio

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 19 Enero 2021

geminisamorcapricornio 1

Pese a que puede haber una atracción inicial fuerte entre un hombre Géminis y una mujer Capricornio, esa magia inicial no va a durar mucho, solo lo suficiente para mostrar las muy marcadas diferencias entre ambos signos. La evolución de la relación hacia la estabilidad dependerá entonces del esfuerzo continuado que haga cada uno de los dos para desafiar esa realidad y culminar con éxito el reto de permanecer juntos.

Los Géminis son divertidos y juguetones, un espíritu libre que ama el roce y el intercambio social, y no puede vivir sin ello. Mientras tanto, Capricornio es una persona rígida, con una actitud introspectiva la mayor parte del tiempo, y con un sentido de la responsabilidad para el cual la actitud desenfadada de Géminis es difícil de entender, y sobre todo, de seguir.

Pero como no todo es limitante en ninguna relación, los Géminis y las Capricornio resultan muy compatibles a nivel emocional y sexual, y eso no es nada insignificante, de modo que esta relación será exactamente el producto de lo que cada uno de los dos quiera lograr con ella, haciendo uso del balance entre lo que los une y lo que los separa.

Compatibilidad general entre ambos signos

Las mujeres Capricornio viven con base a retos recurrentes que se plantean superar, uno tras otro, por lo que no resulta extraño que uno de esos desafíos sea el lograr integrarse con un signo que pareciera de entrada tan incompatible con ella. Las Capricornio disfrutan de las rutinas diarias y de enfrentarse a los retos que se plantean con disciplina, pues se aburre con una vida fácil y necesita demostrarse repetidamente a sí misma su capacidad para resolver satisfactoriamente esos desafíos, o se aburrirá. La mujer Capricornio es también una líder nata que puede valorar la relación con una pareja muy diferente a ella, como con el a veces indeciso Géminis, siempre y cuando este respete su estilo de vida sin tratar de cambiarlo. Aunque ella parece ser fría y distante, solo es la fachada de una persona sensible que únicamente muestra sus emociones después de estar segura. Las Capricornio pueden ser sarcásticas e hirientes desde su lado oscuro, pero es una reacción solo momentánea que cederá una vez pasado el momento de tensión.

Por su parte, los hombres nacidos bajo el signo de Géminis son seres socialmente muy activos que adquieren amistades con extrema facilidad dado su encanto y naturalidad, y por ser curiosos y aventureros odian las rutinas que tanto aprecian y centran a las Capricornio. Sin toda esa visión e interacción permanente con el mundo, el hombre Géminis se apagaría hasta llegar a la depresión. Al contrario de las mujeres Capricornio, los hombres Géminis no requieren vivir persiguiendo el alcance de un reto tras otro, y como son espíritus cambiantes, les es difícil aceptar la rigidez de la rutina de Capricornio. Asimismo, pueden exasperarse con la excesiva responsabilidad de Capricornio, pues ellos son más ligeros en sus acciones, sin ser irresponsables, y otorgan más valor a la búsqueda incansable de actividades atractivas que los mantengan entretenidos. El hombre Géminis, de naturaleza mental, resulta ideal para aportar soluciones creativas a los problemas, mas no para llevarlas necesariamente a cabo, pues se aburre rápidamente y busca el cambio hacia alguna actividad novedosa, lo que exaspera a las rígidas Capricornio.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

Para lograr la amistad de una mujer Capricornio, que vive en un mundo de introspección, ella aspira a compartir valores con sus potenciales amigos, así que para ello habrá que cumplir con sus exigencias. Sin embargo, una vez lograda su amistad, las Capricornio son amigas leales, tolerantes y dedicadas, siempre dispuestas en caso de necesidad.

En cambio, los hombres Géminis son indiscutiblemente sociales y son considerados los más extrovertidos de todos los signos del zodiaco. Su único requisito para relacionarse con otra persona es que le aporte elementos de interés a su mente inquieta, con lo cual llamarán indiscutiblemente su atención. Son atentos, solidarios y cariñosos con sus amigos, pero como tiene tantos, no siempre tendrán la suficiente atención.

En el apartado referente a las relaciones íntimas, la combinación entre un hombre Géminis y una mujer Capricornio es auspiciosa, siempre y cuando ambos estén dispuestos a trabajar por el compromiso de estar juntos. La combinación de la gran energía sexual de Capricornio con la creatividad e imaginación de Géminis los hará disfrutar intensamente de sus relaciones, aún sin que se desarrolle un romance permanente. Como ambos tienen facilidad para la comunicación verbal, pueden confrontar ideas y sentimientos por esta vía y resolver así sus diferencias. Sin embargo, para que esta relación tenga futuro, ambos deben poner mucho de su parte; Capricornio debe ceder en su intransigencia, mientras que Géminis debe controlar su coqueteo social y centrarse en la relación si verdaderamente está interesado en llegar al corazón oculto de Capricornio.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Géminis en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

No es fácil trabajar en grupo con una Capricornio. Sus cualidades de responsabilidad, disciplina y dedicación la hacen la candidata ideal para trabajar en solitario, pues su rigidez y nivel de exigencia pueden hacer difícil la interacción en grupos de trabajo, sobre todo con el extrovertido y cambiante Géminis, con quien frecuentemente puede chocar cuando este exponga sus originales y extravagantes ideas. Un punto a favor de Géminis en esta combinación de signos es que le encanta resolver problemas, y lleva a cabo con facilidad tareas que reten a su capacidad mental, sobre todo si el trabajo es en equipo y exige la integración de situaciones novedosas, por lo que con ello logrará satisfacer los deseos de éxito de su contraparte Capricornio, a pesar de que ambos estén estresados con el estilo de trabajo del otro.

Si se dan la oportunidad mutua de complementarse, la interacción de una pareja Géminis-Capricornio puede rendir grandes resultados. Géminis aportará al equipo su amabilidad y tranquilidad para afrontar los problemas, además de su gran capacidad mental y su estilo ligero y divertido, mientras que Capricornio mantendrá las responsabilidades adquiridas sin desviaciones para llegar al logro propuesto. Si bien esta combinación de signos no resulta fácil, ambas partes pueden beneficiarse altamente de las cualidades innatas del otro y enriquecer su vida con ello. ¡Simplemente pregúntele a su corazón si está dispuesto!

Te interesa: