Compatibilidad entre el hombre Cáncer y la mujer Capricornio

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 10 Enero 2021

canceramorcapricornio 1

Los opuestos se atraen, es una ley universal. Si bien es cierto que hay ciertas oposiciones incompatibles, no menos cierto es que muchas de ellas aportan el complemento ideal a las carencias individuales. Por ejemplo, el líder a veces requiere de humildad y el humilde a veces requiere de un poco más de osadía. En el caso de las relaciones entre Capricornio y Cáncer se da esta relación de reciprocidad por lo cual, a pesar de ser opuestos en muchos aspectos, pueden funcionar como una excelente pareja que fomenta el crecimiento personal de las partes involucradas. La clave del éxito, no obstante, se halla en la observación, la introspección y la sana comunicación entre el hombre Cáncer y la mujer Capricornio. Si estas condiciones se cumplen, su relación debería tomar un rumbo exitoso.

Características correspondientes

Hay algunos aspectos que Cáncer y Capricornio tienen en común. El principal no es otro que la cualidad de ser reservados y cautelosos. Cáncer es amigable pero dado que es reservado, suele abrirse verdaderamente solo ante las pocas personas que logran ganar su confianza. Cáncer es amado por muchos, amando a pocos. En Capricornio sucede algo similar, al igual que Cáncer puede ser sumamente amigable sin que ello signifique que profese un cariño profundo y verdadero hacia todos y, sobre todo, sin que ello signifique que les guarda confianza. En este particular aspecto, los Capricornio y los Cáncer son casi idénticos.

Por esta razón, si un hombre Cáncer y una mujer de signo Capricornio intentan tener una relación, el inicio será duro. Esto puede deberse a que ambos serán bastante tímidos y distantes, lo cual podría ser interpretado por alguno de ellos como desinterés respecto a su persona. No obstante, lo paradójico del asunto es que precisamente por ser reservados puedan comprender desde un inicio tal actitud y no le adjudiquen una carga negativa a la misma. Ambos son capaces, por lo tanto, de respetar los límites del espacio personal y sobre ese suelo puede construirse una relación muy sana y duradera.

Los opuestos atraen

Ahora nos toca hablar de la diferencias. Por lo general, al hombre y la mujer de signo Cáncer se les asocia con un espíritu sedentario y hogareño, mientras que a los hijos de la casa de Capricornio se los asocia con la aventura y especialmente con el mundo de los negocios, un mundo sumamente dinámico y separado de la esfera doméstica. Esto podría indicar una gran incompatibilidad en cuanto a los motores que guía la acción de uno y otro signo, sin embargo, las apariencias a veces son engañosas.

Lo que puede suceder, para sorpresa de muchos, es que el espíritu hogareño de Cáncer sea el complemento perfecto para el espíritu emprendedor de Capricornio. El hombre Cáncer es un hombre de casa, afectuoso y emotivo. No le gustan mucho las aventuras arriesgadas, pero garantiza un espacio de tranquilidad, seguridad y confort con su presencia y apoyo emocional. Capricornio, por su parte, puede proporcionarle a Cáncer ese pequeño impulso que lo anime a despegarse un poco de la cotidianidad para probar nuevos caminos y nuevas estrategias.

Esto no significa que todos los Cáncer sean hogareños o que no tengan ambiciones en el ámbito comercial (un mundo arriesgado), ni tampoco que todos los Capricornio estén desprovistos de un sentimiento de apego hacia sus hogares y familias. De hecho, en muchos casos se invierten los roles entre ambos signos y la vida sigue de forma maravillosa. No obstante, en uno y otro caso, los Cáncer tienden a ser menos osados y los Capricornio más innovadores. La presencia de ambos y su aporte para la relación permiten que ambos perciban en el otro lo que ellos deben mejorar en sí mismos.

Cáncer, no obstante, deberá tener cuidado. Aunque la mujer Capricornio requiere de un refugio en el cual sobrellevar la dinámica cambiante de su ritmo de vida, si Cáncer se excede suministrando demasiado afecto, esto puede ser entendido por parte de Capricornio como un esfuerzo "sin sentido" e incluso irracional. El espíritu emprendedor de Capricornio también es un espíritu práctico que contrasta mucho con la naturaleza emotiva y mística de Cáncer.

Por otra parte, si Capricornio se entrega demasiado a su trabajo y a sus objetivos personales, puede ocasionarle un mal muy grave a Cáncer. El hombre Cáncer, aunque es protector, también es vulnerable, y si se siente abandonado o dejado de lado afrontará un escenario muy doloroso. Por eso la mujer Capricornio, impulsada por un espíritu emprendedor, debe tener siempre presente la importancia de su presencia en la vida del hombre Cáncer, y comprender que no todo se reduce al pensamiento práctico y utilitario.

En última instancia, se reafirma lo dicho al comienzo. Los opuestos generan una gran atracción, no solo porque se trate de lo exótico y lo diferente, sino porque a la larga es en la diferencia que se encuentran y reconocen nuestras carencias más agudas. De ese modo, la tierra reconoce su sequedad al entrar en contacto con el agua, y el viento reconoce su dispersión al chocar contra una enorme roca.

Cuando lo clásico no es igual de cómodo

Cáncer es gobernado por la Luna y Capricornio está gobernado por Saturno. Esto tiene serias implicaciones para el modo en que ambos signos se relacionan entre sí. Se relaciona también con lo dicho con anterioridad: Capricornio es un espíritu práctico, le interesa la realización de metas concretas, principalmente relacionadas con beneficios financieros y con actividades monetarias, las cuales requieren de suma agilidad mental, habilidad, previsión y audacia, en resumen, de un espíritu hecho por y para la práctica. En contraste, el hombre y la mujer Cáncer son más místicos y emotivos. La Luna es el signo de la calma pero también de los cambios abruptos. El hombre Cáncer procura satisfacer sus necesidades emotivas (que algunas veces se traspapelan como irracionales) y esto en ciertas condiciones puede exasperar al espíritu utilitario de Capricornio.

Otro punto fuerte en el cual divergen estos espíritus es en lo relativo a los gustos personales. Mientras que Cáncer es mucho más conformista, Capricornio siempre se decanta por aquellas cosas que requieren de un gusto refinado para ser apreciadas. Cáncer se contenta con utilizar la ropa convencional, de hecho, no se molesta mucho en innovar ni en estar a la moda. Capricornio, por su parte, es seducida por la elegancia de lo clásico, por la comida en restaurantes de alto nivel y por el goce de artes complejas como la ópera y la música de cámara. A veces Cáncer no comparte este tipo de gustos y es allí donde pueden suscitarse graves problemas al momento de realizar actividades juntos.

Tres tipos de relaciones y cómo lo harían esos signos

Siendo muy honestos, a pesar de las grandes diferencias existentes entre las personalidades del hombre Cáncer y la mujer Capricornio, estos podrían convivir sin ningún problema. El conflicto suele suscitarse solo cuando Cáncer se cierra en exceso ante Capricornio o cuando esta última se propone imponer reglas ante su cónyuge. Si bien Cáncer no es un signo de viento, amante de su libertad, lo cierto es que igualmente puede entrar en un gran descontento si se siente oprimido sin razón alguna, sobre todo si viene de alguien a quien profesa un cariño profundo, bien se trate de una amistad o una relación amorosa.

Si Cáncer se abre lo suficiente a Capricornio y este, por su parte, permite que Cáncer también decida sobre las actividades a realizar, la relación puede avanzar por buen camino. De esa manera, ambos podrán dirigirse a actividades que sean satisfactorias para ambos, una suerte de punto medio a través del cual Capricornio aprenda a valorar las cosas más sencillas y comunes y Cáncer se interese un poco más por las artes en un nivel de mayor complejidad.

Nuevamente, se evidencia el carácter complementario de la pareja hecha entre un hombre Cáncer y una mujer Capricornio. El hombre Cáncer aporta la importancia de hallar un equilibrio entre lo afectivo-familiar y lo laboral, mientras que la mujer Capricornio influye sobre la dinámica y movilidad de la pareja, impulsando a Cáncer a probar y descubrir cosas nuevas. Esto incluso resulta favorable si hablamos en términos de relaciones laborales.

Siguiendo la idea de ambiente laboral, el reconocimiento de las cualidades de los otros tiene un aspecto sumamente positivo. Por una parte, el hombre Cáncer puede crear conciencia entre los empleados de la importancia de no descuidar a su familia (Valor principal para los Cáncer) mientras que la mujer Capricornio (y los Capricornio en general) pueden mantener vigente entre los trabajadores el espíritu de esfuerzo y practicidad. Se trata, por lo tanto, de una pareja de trabajo sumamente sensata y favorable tanto a los fines personales como a los fines corporativos.

Pasando hacia otro tópico, en los asuntos de romance, el complemento entre el hombre Cáncer y la mujer Capricornio es exquisito. En público, la reserva es grande puesto que ninguno de los signos es propenso a realizar demostraciones públicas de afecto, pero en la intimidad tanto desde el punto de vista de convivencia y la comprensión mutua, se puede dar una relación muy intensa y significativa. Un punto importante para favorecer aún más este potencial es progresar en la comunicación y los planes de vida en común, dado que en la medida que exista un acuerdo sobre estos puntos, las diferencias de carácter serán menos contraproducentes.

Las relaciones entre Cáncer y Capricornio pueden ser muy sanas, sobre todo en el mundo de los negocios, dentro del cual pueden apreciar cómo sus metas en conjunto se ven cada vez más cerca del éxito. Esto aplica tanto a una empresa como a un hogar e incluso a una relación de pareja que esté dando sus primeros pasos.

Te interesa: