Compatibilidad entre el hombre Cáncer y la mujer Géminis

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 10 Enero 2021

canceramorgeminis

Si algo caracteriza a una mujer Géminis no es otra cosa que su incomparable atractivo y magnetismo, razón por la cual se alza como uno de los signos más atrayentes y cautivadores. El hombre Cáncer, reservado y conservador, al igual que muchos otros signos, no logra resistirse a sus encantos, razón por la cual es necesario preguntarse: ¿Hay futuro entre una pareja compuesta por un hombre Cáncer y una mujer Géminis? La respuesta es sí, pero se trata de una relación que debe afrontar una serie de desafíos importantes para alcanzar el éxito.

Los problemas comienzan cuando Cáncer no logra abrirse lo suficiente a cambios constantes (comunes en Géminis) y cuando Géminis se siente sofocada por el sedentarismo (en todos los sentidos) característico de los hombres Cáncer. Si Cáncer florece en la vida seguro, cómodo y tranquilo, Géminis lo hace de lleno en el cambio, la transición, la movilidad. Si ambos signos logran equilibrar estos aspectos, la mayor parte del problema para su relación habrá sido superada, por lo cual estarán bien encaminados hacia una duradera y bonita relación.

Compatibilidad general entre ambos signos

Géminis es una adicta al cambio y la movilidad. Sin embargo, no todo cambio se acepta con gusto y entusiasmo. Tal es el caso de los constantes cambios de ánimo del hombre Cáncer. Lo único cambiante en este son justamente sus estados de ánimo y es que todo lo demás en Cáncer es sumamente estable, permanente, inmutable. El hombre Cáncer tiene como piedra fundamental a su familia, en ella halla consuelo y tranquilidad, su centro viene a convertirse en el afecto que en ella consigue, aportando a su vez mucho cariño a la misma.

Por esta razón, Cáncer es el compañero ideal para afrontar momentos difíciles, por su entrega y empatía incondicional que aporta en todo momento. No obstante, su volatilidad puede jugarles en su contra en el momento de vivir en pareja. Son muy propensos al pesimismo y el mal humor y, además, lo adoptan de forma impredecible. Géminis adora los cambios, pero no de este tipo, puesto que se tratan de cambios concretos que afectan la convivencia cotidiana.

En este sentido, las inseguridades de Cáncer y sus cambios abruptos de ánimo puede ser demasiado para Géminis, que siempre está buscando emociones (positivas) y mucha diversión. Por otra parte, si estos factores se controlan, todo lo que Cáncer puede ofrecer a la mujer Géminis es sumamente valioso. Su profunda conexión emocional, más que entrar en contradicción con la naturaleza de Géminis, resulta ser el perfecto complemento. A veces tanta movilidad y riesgo requiere de un lugar en el cual descansar, lugar que, por lo general, es garantizado por los hombres Cáncer.

Por otra parte, como la mujer Géminis es esencialmente dinámica y curiosa, siempre prefiere un interés tras otro. Si algo también caracteriza a los signo Géminis en general es su dispersión y falta de estructura. Aunque es muy tenaz y no se detiene una vez que ha determinado su objetivo, también es cierto que en ciertas ocasiones deja muchos proyectos inconclusos para iniciar otros que le parecen más atrayentes y significativos, lo cual indica que la enorme capacidad de adaptación de las mujeres Géminis puede tener un elevado precio en cuanto a su tendencia a la dispersión. Es justamente esto lo que el hombre Cáncer puede satisfacer a la vez que puede nutrirse del dinamismo de Géminis. Por ejemplo, si el hombre Cáncer se caracteriza por su tendencia hacia la estabilidad y la planificación, eso puede ser aprovechado (como ejemplo y aprendizaje) por Géminis a la par que esta puede estimular a Cáncer a que sea un tanto más abierto con los cambios y las oportunidades que se le presentan.

Las Géminis además son adictas a la estimulación mental, cosa que no siempre va bien con los hombres Cáncer. Las personas Cáncer en general suelen preferir las vinculaciones de tipo emocional-afectivo, más que la vinculación intelectual. Esto puede ser otro punto de ruptura entre ambos signos, pero dado que en el equilibrio siempre se hallan muchas soluciones, lo mismo aplica en este caso. Si el hombre Cáncer y la mujer Géminis logran entenderse correctamente podrán hallar el equilibrio perfecto entre la incertidumbre y la certeza, entre la emoción y la seguridad, entre lo emocional y lo racional.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

Tanto los hombres Cáncer como las mujeres Géminis comparten una cualidad en materia de relaciones, ambos son sumamente amigables y agradables, razón por la cual se hacen con una gran cantidad de amigos en poco tiempo. No obstante, mientras que Cáncer consigue crear relaciones por ser muy servicial y amable, Géminis los consigue por su talento innato para expresarse y su exacerbado gusto por las largas conversaciones. Mientras que un hombre Cáncer hace muchas relaciones y establece pocas amistades, una Géminis, mientras conoce nuevas personas, también construye muchas amistades.

No obstante, hay otra cara de la historia. Mientras que las amistades de Cáncer se caracterizan por la estabilidad y la lealtad, las amistades de Géminis son mucho más efímeras, su duración está en función de la emoción y el entusiasmo del momento. Si algo caracteriza a las Géminis es que no son tan conservadoras como los Cáncer, sino que se deslumbran ante lo nunca antes visto, ante las nuevas experiencias.

En este sentido, al momento en que un hombre Cáncer y una mujer Géminis inician una relación, esta podría no funcionar. Esto se debe principalmente a que ella podría deslumbrarse con facilidad ante otra posible relación y a que Cáncer se cierre en exceso en el momento de expresar sus verdaderos sentimientos. Por otra parte, una vez que la relación se ha establecido realmente, los problemas que surgen son relativos a las concepciones sobre la vida: Cáncer preferirá siempre irse por lo seguro y para prestar mucha atención a su pareja. Géminis, por su parte, prestará una mayor atención a sus asuntos personales (profesionales, académicos, comerciales), descuidando un tanto los aspectos sentimentales.

Por todo lo explicado en el párrafo anterior, es comprensible que las relaciones entre hombres Cáncer y mujeres Géminis tiendan al conflicto y la ruptura. Los problemas en la relación pueden tener múltiples causas. Una de ellas es que Géminis es mucho más coqueta que Cáncer, quien puede malinterpretar rápidamente las cosas desde su perspectiva. Los Cáncer en general son el tipo de persona que solo tiene ojos para una sola persona, razón por la cual ven con demasiada aprensión cualquier tipo de coqueteo. De esta misma manera, si Cáncer prefiere actividades hogareñas (Quedarse en casa viendo una película) probablemente Géminis prefiera salir con sus amigos a cualquier otra parte. Por último, en el ámbito sexual y el romance, Cáncer es mucho más místico y comprometido que Géminis, quien suele ser un poco más pragmática y menos afectiva. Por supuesto, todos estos inconvenientes pueden ser superados llegando a un punto medio entre la afectividad y la autonomía.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Cáncer en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

En cuanto al trabajo en equipo, Cáncer y Géminis son complementarios. Ante la dispersión de Géminis (que suele ser a veces su mayor defecto), el apoyo y la planificación de Cáncer suelen ser el complemento perfecto. Un hombre Cáncer por lo general no destacará trabajando individualmente pero será indispensable para ayudar a todo el grupo y prestar apoyo de todo tipo (desde lo material hasta lo afectivo-emocional). Además, en general Cáncer es sumamente entregado al trabajo, casi tanto como hacia su familia, razón por la cual el hombre Cáncer es un punto de apoyo excelente para la un tanto dispersa mujer Géminis.

Por otra parte, como Cáncer no brilla trabajando individualmente, esto significa que no siempre es bueno ofreciendo soluciones originales. Es allí donde entra Géminis, quien tiene un talento especial para la innovación. Es sumamente creativa y su gran capacidad de adaptación le permite encontrar las soluciones más prácticas en los momentos de dificultad. Eso sí, Géminis no funciona bien cuando los problemas son de índole motivacional o emocional, en esos puntos es donde Cáncer debe hacer su trabajo y brillar como nunca antes.

Por todas estas razones, no es erróneo afirmar que Cáncer y Géminis no presentan problemas en el ámbito laboral (tal como los pueden presentar en las relaciones sentimentales) y que incluso son sumamente complementarios. Se trata de una pareja ideal para hacer que las cosas funcionen correctamente en una oficina o en algún proyecto particular.

Te interesa: