Compatibilidad entre el hombre y la mujer Cáncer

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 25 Enero 2021

canceramorcancer

Es un hecho curioso y paradójico el que la relación entre dos personas de signo Cáncer pueda ser a la vez el cielo y el infierno. Esto se debe en primer lugar a que no hay nadie que pueda comprender tan bien la necesidad emocional de Cáncer como otro Cáncer pero, en segundo lugar, tampoco hay nadie tan susceptible a los defectos personales de la pareja que otra persona del mismo signo. Y es que el mayor defecto de los Cáncer es su carácter impredecible, sus cambios abruptos de ánimo. Tales cambios repentinos son poco asimilables para quienes son vulnerables emocionalmente, lo cual es una característica propia de las personas de signo Cáncer. Por esta razón, se dice que una relación entre dos personas Cáncer puede ser tanto una bendición como un martirio. Si ambos logran reconocer sus defectos, la relación puede ser sumamente enriquecedora. Por el contrario, si ambos no logran reconocer sus debilidades particulares, la relación será una verdadera tortura para ambas partes.

Compatibilidad general entre ambos signos

Pese a todos los posibles inconvenientes, la compatibilidad entre un hombre y una mujer de signo Cáncer es sumamente elevada. Esto se debe a que suelen compartir muchas actitudes y perspectivas respecto a la vida. En ese sentido, las personas de signo Cáncer suelen ser sumamente sedentarias y hogareñas, y también en la mayoría de los casos son personas conservadoras que les gusta planificar, ahorrar y ser precavidos ante las nuevas puertas que se abren. Asimismo, las personas de signo Cáncer también suelen ser empáticas y comprensivas, aunque suelen tener largos periodos de introversión. Dos personas de signo Cáncer pueden hallar en el otro un compañero ideal que entiende su manera de ser y respeta sus momentos de reflexión sin generar una sensación de abandono.

Aquello que otros signos pueden considerar como un defecto, el aferramiento y la necesidad de afecto de Cáncer es percibido por otra persona del mismo signo como algo natural y deseable. Ambos satisfacen mutuamente su necesidad de afecto y atención, y por esa misma razón, ambos logran suscitar en el otro un sentimiento de aceptación y validación del cariño profesado. Esto incluso se refuerza cuando se juntan como una familia, dado que los Cáncer en general son sumamente devotos a sus familiares, siendo la familia el valor principal por encima de todo lo demás.

Por otra parte, otro factor que demuestra la mayor compatibilidad entre los Cáncer por encima de sus relaciones con otros signos es su baja tendencia a embarcarse en aventuras arriesgadas. Los Cáncer son conservadores y hogareños, prefieren, por lo tanto, lo seguro y confiable, el ambiente del hogar, no les gusta embarcarse en aventuras nocturnas ni en tomar decisiones arriesgadas. Esta cualidad puede generarle conflictos con otros signos que son más cambiantes y más arriesgados, pero con otra persona de signo Cáncer, sea mujer u hombre, esta cualidad viene como anillo al dedo. Es perfecta y es compartida por ambos en la relación.

También es necesario aclarar que los cambios de humor en Cáncer pueden jugar en contra de su compatibilidad. Sin embargo, como ya se ha mencionado con anterioridad, si hay una mayor comprensión entre las partes y también una mayor tolerancia, estos aspectos volátiles pueden ser asimilados y no mellar la confianza y la convivencia en la pareja.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

Las personas de signo Cáncer, si bien no poseen muchos amigos verdaderos (porque no se abren con facilidad) sí que conocen una gran cantidad de personas que motivan su gran vocación de servicio y de ayuda. Los Cáncer se ganan el afecto de la mayoría con facilidad por estas cualidades serviciales y, no obstante, estos por su parte consideran que pocos son sus verdaderas amistades. A estos últimos les guarda una enorme lealtad de por vida. Con su pareja sucede lo mismo, guardan una gran lealtad una vez que se enamoran profundamente. Por su nobleza y vocación de ayudar, a veces las personas se aprovechan de la personalidad de los Cáncer. Otro Cáncer es el complemento perfecto para evitar este aprovechamiento y, además, reconoce en la ayuda de Cáncer un esfuerzo desinteresado digno de admiración y respeto.

En el momento de iniciar una relación sentimental, la reserva y desconfianza de los Cáncer, tanto en hombres como en mujeres, se agudiza a niveles insospechados debido a que el tipo de relación que se va a iniciar requiere de un grado de confianza aún más profundo que el necesario para una amistad verdadera. No obstante, esto es característico en los primeros meses, la cautela es frecuente en el hombre y la mujer Cáncer. Pasados unos meses, ambos integrantes de la pareja se van abriendo el uno al otro, mostrándose un tanto más vulnerables y acercándose mutuamente, elevando su confianza.

Solo la emocionalidad descarriada, en el sentido de descontrol de las emociones negativas como la rabia, puede jugar en contra de las relaciones entre dos personas de signo Cáncer. Un apaciguamiento de emociones fuertes y negativas puede ser la clave para que solo el amor prospere entre un hombre y una mujer que compartan este signo. También, en la medida en que se eleve el amor propio de cada persona de signo Cáncer, la relación se hará mucho más satisfactoria y enriquecedora.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Cáncer en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

El trabajo en equipo entre dos personas del signo Cáncer puede ser muy productivo y agradable debido, principalmente, a que ambos tienen una gran apertura ante el trabajo colectivo. Los hombres y las mujeres Cáncer no suelen ser individualistas y prefieren dar apoyo a sus compañeros de trabajo. Los Cáncer odian la soledad y la segregación, por esa razón prefieren cumplir con sus labores cotidianas en equipo.

La energía que su colaboración aporta al ambiente laboral no tiene comparación. Dos personas de signo Cáncer, cuando trabajan en conjunto, lo hacen armoniosamente. Ninguno desea colocarse por encima del otro y ante todo tratan de comprender los diversos enfoques existentes en el momento de resolver un problema o de realizar una tarea concreta.

La compatibilidad entre estos dos signos es elevada y poco importa que se encuentren en relaciones de jerarquía. La gran capacidad empática de Cáncer le permite ser uno de los signos que mejor se adapta a los caracteres disimiles (con excepción de aquellos que son muy directos y exigentes), por lo que al juntarse con otra persona del signo Cáncer, las cosas funcionan de maravilla. Son personas sumamente leales y serviciales las cuales, además, tienen una férrea voluntad por llevar los proyectos al éxito. Un Cáncer es un trabajador conservador pero infatigable, en ellos es posible encontrar un fiel compañero que no solo nos aliente dándonos más fuerzas, sino que además no se rinde con facilidad.

Te interesa: