Compatibilidad entre el hombre Cáncer y la mujer Tauro

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 10 Enero 2021

canceramortauro

La mujer Tauro halla en el hombre Cáncer a un buen compañero. Si bien no son la mejor de las parejas zodiacales, sí que pueden llevarse bien entre ellos, logrando establecer vínculos fuertes y funcionales tanto cuando se trata de una pareja romántica como cuando se trata de una relación amistosa de años de duración. Un aspecto interesante de esta pareja es que Tauro puede precisamente comprender a Cáncer, un signo que se caracteriza por una gran emotividad y por momentos iracundos. Solo otro Cáncer posee la habilidad para prestar tanta comprensión, por eso es impresionante que la mujer Tauro pueda prestar la misma cantidad de empatía y acompañamiento. Por si fuese poco, ambos signos también se caracterizan por la devoción que prestan al ser amado y ambos signos son muy reservados en los comienzos de las relaciones que entablan. Cuando ambos logran conocerse en profundidad, se crean nexos profundos y duraderos. Tauro, signo de tierra, aporta estabilidad a Cáncer, siendo esta una de las cosas que más le fascina y mueve en cada una de sus decisiones. El hombre Cáncer por su parte le ofrece a Tauro la fluidez, la flexibilidad, un refugio emocional en el cual esta halla un descanso en el día a día.

Compatibilidad general entre ambos signos

Hay algo que gobierna en las acciones de Cáncer: sus emociones. Son las emociones el principio y fin de cada conducta que se presenta en el hombre Cáncer. Esto es muy positivo en lo relativo a su capacidad empática y en su tendencia a prestar apoyo incondicional a sus parejas y compañeros, pero tiene un punto débil en lo que respecto a los cambios de humor que suele presentar. Cáncer tiene el grave defecto de ser muy volátil y de presentar cambios inesperados en su estado de ánimo. Si bien Cáncer no siente placer en herir y dominar a los demás, a veces estos cambios pueden generar heridas difíciles de sanar. En cuanto a la relación con una mujer Tauro, estos aspectos presentan puntos favorables.

En primer lugar, Tauro valora la honestidad y la fidelidad, aspectos que un hombre Cáncer puede garantizarle con creces. Asimismo, desde la perspectiva de Cáncer, una mujer Tauro es una persona estable y constante, lo cual le parece atractivo. Esto es así porque a Cáncer le gustan las personalidades previsibles, aquello ante lo cual se puede adaptar con facilidad y saber a qué atenerse en el futuro. El único defecto de un hombre Cáncer con una mujer Tauro es que esta se torne muy posesiva. En tales casos Cáncer lo puede aceptar gustosamente, pero esta conducta no es sana en ningún sentido.

La paciencia de Tauro beneficia tanto a Cáncer que sus inseguridades a menudo llevan a la indecisión. Las mujeres Tauro nunca tienen prisa y están extremadamente satisfechas con su vida equilibrada de trabajo duro y relajación en casa. Ella es la roca que reducirá al mínimo la inseguridad del hombre Cáncer. La naturaleza emocionalmente libre de Cáncer tentará a Tauro a expresarse más.

El signo de Cáncer se caracteriza por su inseguridad, ese es uno de sus defectos esenciales y ante los cuales se debe prestar mucha atención. No obstante, Tauro posee la paciencia necesaria para afrontar tales inconvenientes. También la mujer Tauro se caracteriza por su equilibrio y por su gusto ante lo hogareño. Se sienten muy satisfechas siempre y cuando puedan descansar en su hogar tras una larga jornada de trabajo. Tanto Cáncer como Tauro son adictos al trabajo, y por lo tanto en un hogar compuesto por Tauro y Cáncer nunca faltará el sustento. Tauro también se caracteriza por su gusto por los lujos (sobre todo aquellos que disfruta en la comodidad de casa), razón por la cual Cáncer halla los motivos perfectos para consentirla dentro del hogar.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

Desde el punto de vista romántico, Tauro y Cáncer tienen buena química. Con las relaciones en general ambos son sumamente amigables y también muy reservados. No confían ciegamente de forma irreflexiva, antes se esfuerzan por juzgar correctamente a quienes se les acercan y, una vez que determinan que son buenas personas, les ofrecen su lealtad y cariño. Esto lleva a que en ciertas ocasiones, lamentablemente, algunas personas opten por aprovecharse de su generosidad. Esta misma razón es lo que lleva a pensar que es una bonita coincidencia cuando un Tauro y un Cáncer se topan, porque es muy poco probable que uno quiera aprovecharse del otro. Tauro no es muy extrovertida y tampoco exige más que honestidad a su pareja. Estos factores van muy bien con Cáncer, quien le gusta la exclusividad y las conexiones íntimas con su pareja. Cáncer odia ocultar cosas a sus cónyuges. Tal honestidad la halla en Cáncer, bien sea que se trate de un íntimo amigo o de una pareja romántica. La personalidad de Tauro, predecible, estable, también agrada a Cáncer, quien prefiere lo seguro, aquello sobre lo cual sabe cómo actuar.

Entrando en un terreno sentimental, la mujer Tauro suele ser más vulnerable ante los amigos y conocidos. Baja sus defensas y puede salir malherida con relativa facilidad. Por esta razón es que un hombre Cáncer que mantenga una relación sentimental con una Tauro debe procurar mejorar personalmente y debe tratar de aminorar su tendencia a los cambios abruptos de humor. Si esto se supera, tan solo espera amor y pasión en una relación entre Tauro y Cáncer. Esta puede consistir en una relación muy apasionada y romántica, tanto en el ámbito cotidiano como en la cama. Ambos no tienen relaciones sexuales solo por satisfacción, lo hacen porque es una forma de encuentro con su pareja. Una forma de encuentro que además es profunda y significativa. Tanto Cáncer como Tauro les gusta relajarse en los brazos de su pareja y ver una película en casa antes que salir en busca de aventuras y nuevas experiencias. Una comunidad de intereses y objetivos es la clave del éxito en una relación compuesta por estos dos signos.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Cáncer en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

Por último, tan solo falta hablar de las relaciones laborales entre la mujer Tauro y el hombre Cáncer. Estas son complementarias y en gran medida positivas. Ambos valoran mucho la estabilidad, lo seguro, lo firme. No es para menos dado que Tauro es un signo de Tierra y dado que Cáncer es el signo de Agua conservador por excelencia. Ambos no se sienten atraídos hacia las aventuras arriesgadas (sobre todo Cáncer) y tan solo en casos excepcionales abandonan lo seguro en busca de un desafío superior. No se trata de que renieguen de toda ambición, sino que tantean con mucho escepticismo los nuevos caminos que se abren frente a ellos. Esto es muy positivo en el ámbito laboral, pero debería ser complementado con espíritus más atrevidos y osados. Lo más probable es que Cáncer y Tauro coincidan en muchos puntos de vista, especialmente cuando se trata de medidas que impliquen conservar lo que ya ha demostrado ser útil en otras oportunidades.

Tanto los hombres de Cáncer como las mujeres de Tauro aportarán al ámbito laboral la precaución que siempre resulta necesaria en los momentos de cambios significativos. Ellos sabrán como nadie aquellas cosas que conviene conservar. Trabajando juntos son ideales porque Cáncer aporta un apoyo incondicional a Tauro y esta le retribuye esforzándose el doble. Lo ideal en estos casos es que ambos ocupen cargos directores en las organizaciones laborales, pero su sinergia no se reduce simplemente porque no tengan cargos elevados. Siempre los Tauro y los Cáncer presentarán una enorme empatía entre ellos desde el punto de vista laboral y académico.

En términos generales, son una de las parejas más funcionales que existen. Hay unicidad de pensamiento y acción, por lo cual el conflicto es casi inexistente. Si superan sus defectos particulares podrán llevar una vida placentera llena de satisfacciones. Cuando surge la oportunidad entre un Tauro y un Cáncer de formar una pareja, la apuesta más confiable (cosa que encanta a ambos) es seguir adelante con la misma y emprender un largo y maravilloso viaje lleno de pasión, entendimiento y romanticismo.

Te interesa: