Compatibilidad entre el hombre Géminis y la mujer Tauro

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 19 Enero 2021

geminisamor tauro

La unión entre un hombre Géminis y una mujer Tauro puede manifestarse desde los dos extremos, el todo o la nada. Puede llegar a tratarse de una relación armoniosa y feliz, o por el contrario, abordarse desde su lado oscuro, irritable y problemático. Géminis y Tauro pueden ser como el agua y el aceite, o combinar sus cualidades para alcanzar una vida común agradable.

La personalidad voluble, el espíritu viajero y las ganas de aventura y diversión de los Géminis, se contraponen con el espíritu terrenal y estable de los Tauro. Las mujeres del signo de Tauro son altamente confiables, debido a que por ser un signo de tierra tienen los pies bien puestos sobre ella, de manera sólida, mientras que los hombres Géminis se caracterizan por su variabilidad, pues nunca se puede asegurar algo de un Géminis, ya que los rige la imprevisión, por más que ello pudiera también tener su encanto.

Las mujeres Tauro son pacientes y comprensivas en su relación con los demás, y muestran especiales apegos familiares. Por el contrario, los Géminis son flexibles y adaptables a los cambios, por lo tanto, los ansían y los buscan. Ellos aman la novedad, por lo que al juntarse con una estable y predecible Tauro, ambos tendrán que hacer esfuerzos mutuos para apreciar y adaptarse a extremos tan diferentes.

Compatibilidad general entre ambos signos

Las mujeres del signo Tauro tienen una apariencia seria, dura y rígida si únicamente se aprecia su exterior, mientras su interior contiene un espíritu amoroso, suave y muy vulnerable, protegido por esa coraza. Como buen signo de tierra se destacan como personas prácticas, estables, leales y responsables, cualidades muy prácticas para mantener por buen camino los asuntos tanto del trabajo como del hogar. Ellas son mujeres de rutina, normalmente negadas al cambio. En su desempeño laboral son trabajadoras incansables, serias y cumplidoras, y aceptan responsabilidades sin quejas, asumiéndolas con naturalidad. Pero al llegar a casa después de un día de trabajo, llegan a su verdadero mundo personal y se transforman, disfrutando al máximo de su hogar y de las comodidades que este ofrece. Como se sienten tan cómodas en la tranquilidad de su casa, acompañadas de sus seres queridos, son poco dadas a pasar demasiado tiempo fuera de ella en actividades sociales con multitud de amigos.

Las preferencias de un hombre Géminis son, por el contrario, opuestas a las de la mujer Tauro. Los Géminis son seres sociales, que se aburren de la rutina y la monotonía, y cuyo carácter voluble los impulsa cada rato hacia el cambio.

Muestran además una personalidad intelectual extremadamente curiosa, que los lleva a una constante búsqueda por descubrir cosas nuevas, ya sea ideas, personas, o lugares diferentes a lo habitual. Como su mente rige su realidad, son grandes y profundos conversadores, ávidos del intercambio y discusión de ideas y nuevos conocimientos. Son personas poco convencionales, a los que rara vez podrá ver callados en actitud de reflexión. Todos estos atributos les confieren sin embargo una mala fama de inconsistentes e indecisos, y muchas veces pecan de impuntuales e incumplidos. Sin embargo, los Géminis son fantásticos dando lluvias de ideas, aunque después se queden cortos a la hora de poder llevarlas a cabo, para lo cual suelen requerir de la asistencia de otros signos caracterizados por la persistencia y la determinación. Contrariamente a los Tauro, la flexibilidad e indecisión de los Géminis les otorga facilidad para el cambio sin complejos ni conflictos, y se embarcan en él siempre que les es posible, pues disfrutan de esa variedad.

Estos dos signos deben centrarse sobre todo en trabajar dos áreas específicas que logren estabilizar su relación. Las mujeres Tauro deben controlar su posesividad y su tendencia al recelo sobre las relaciones sociales de Géminis, mientras que los hombres Géminis deben aprender a apreciar la estabilidad y seguridad que las mujeres Tauro le ofrecen, y de la que ellos carecen.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

A pesar que la mujer Tauro no se caracteriza por tener muchos amigos, ella es de personalidad amigable y aceptará la avalancha de amistades que su Géminis aportará a la relación. A diferencia de Géminis, los amigos que ella hace suelen ser para toda la vida. Al igual que lo hace por su pareja y su familia, la mujer Tauro es dedicada con sus amigos, por los que siente devoción.

Las mujeres del signo de Tauro logran estabilizar sus relaciones lentamente para asegurarse de que sean duraderas. Para llegar a reinar en el corazón de una mujer Tauro, un Géminis tendrá que soslayar primero muchas barreras para ganarse su confianza y su amor. Las relaciones estables, largas y duraderas también son difíciles de establecer para un hombre Géminis, pero por otras razones. Para ellos la vida es un cambio constante de circunstancias capaces de mantener su interés mental y que llenen su curiosidad innata, por lo que les resultará complicado mantener a muchos de sus amigos a largo plazo, así como a una pareja que comprenda y acepte tal nivel de variación permanente. Un punto a favor de los Géminis, que modula lo anterior y es muy apreciado por sus relaciones, es que se tratan de seres muy cariñosos y que muestran abierta y sinceramente su afecto, y de los cuales se puede contar con su ayuda cuando hay necesidad de ellos.

En el apartado correspondiente a las relaciones íntimas, esta unión también resulta todo un desafío. Si el extrovertido e inestable Géminis logra ganarse la confianza de su seria y reservada Tauro, ella será capaz de mostrar toda la pasión que tiene bien oculta, mostrando un espíritu romántico en espera de ser correspondida por los volubles Géminis. Si Géminis no es capaz de conectar con esa pasión que tratará de manifestarse repetidas veces, ella se frustrará. Si él es capaz de superar su indecisión y poner toda su atención en ella, podrán superar las dificultades y afianzar la solidez de su relación.

Esta relación es todo un proceso de aprendizaje. Si se aborda desde la flexibilidad para que Géminis pueda desarrollar todo su despliegue social y la mujer Tauro se relaje y se deje querer por su voluble pero encantador Géminis, podrán avanzar en el desarrollo de su relación. Es frecuente que la mujer Tauro se encuentre reiteradamente en la necesidad de abordar situaciones y tomando decisiones sola, desde su extrema responsabilidad combinada con la inseguridad de su compañero Géminis y su ausencia en algunos momentos cruciales, durante los cuales él se encuentra inmerso en su mundo mental-social. Como es natural, esto trae como consecuencia molestia y frustración en su pareja, por lo que tendrán que manejar muy bien la comunicación para superar esas desavenencias.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Géminis en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

Las cualidades de las mujeres Tauro las hacen excelentes trabajadoras que se desempeñan mejor en labores individuales antes que en el trabajo en equipo, aunque no lo rechacen de ninguna manera. Estas mismas cualidades la hacen una gran líder para dirigir equipos de trabajo, donde también podrá beneficiarse de las cualidades de un hombre Géminis, capaz de aportar flexibilidad, originalidad y grandes ideas que resuelven problemas. Como tienen habilidades complementarias y necesarias, estos dos signos trabajan armónicamente en conjunto, sin chocar entre sí.

Tanto los hombres Géminis como las mujeres Tauro tienen buen corazón, así que aún con las limitaciones que se imponen en la interacción de estos dos signos como pareja, se puede lograr superar las expectativas y conseguir una relación estable y satisfactoria para ambas partes.

Te interesa: