Compatibilidad entre el hombre Géminis y la mujer Acuario

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 18 Enero 2021

geminisamoracuario

El emparejamiento entre Géminis y Acuario siempre será favorable si las dos partes están en la misma búsqueda de una relación amorosa. Ambos signos son amantes de la vida social, de las actividades emocionantes y del intercambio de ideas, por lo que no hay limitaciones para lograr una feliz relación entre ambos.

Asimismo, como los dos comparten el amor por la libertad y la vida sin limitaciones, no tienen que enfrentarse entre sí en la búsqueda de sus propios objetivos. Esta es una gran ventaja para que la relación funcione a largo plazo.

Lo que cada signo quiere

Las mujeres del signo Acuario se caracterizan por su gran humanidad, por su compasión en la ayuda desinteresada a los demás. Aunque en apariencia luzcan distantes -pues suelen evitar comprometerse o hacer promesas- son, sin embargo, de las personas más capaces de sacrificar todo por el otro, y estarán allí para ayudar siempre que se les requiera. Esta característica suele ser difícil de manejar por personas de otros signos zodiacales, que requieren identificar fácilmente las emociones de su contraparte. Otro rasgo característico de las Acuario es su pasión absoluta por la libertad, por lo que nunca podrán establecer relaciones con parejas controladoras o emocionalmente dependientes.

Las Acuario comparten con los Géminis su gran capacidad intelectual, y se complementan perfectamente por ello, ya que a ambos les gusta la contraposición de ideas, por lo que nunca se aburrirán en esta relación, que es una de las limitaciones que podría hacer a una Acuario huir despavorida de ella. Las mujeres del signo Acuario están en permanente búsqueda de nuevas ideas, de intereses y retos originales en los que ocupar su mente creativa, por lo que un Géminis nunca se aburrirá con ella, si bien tampoco podrá aspirar a grandes encuentros románticos, o a intensos arrebatos de pasión.

Por otro lado, los hombres Géminis son seres gregarios que viven de la interacción y el disfrute de todo a su alrededor; son socialmente intelectuales, disfrutando de una buena y estimulante conversación entre amigos o con cualquier persona interesante con la que se encuentren.

Géminis no suele tolerar un tiempo prolongado de soledad, porque donde verdaderamente disfruta y florecen todas sus cualidades es durante su contacto con otros. Al igual que las Acuario, los hombres Géminis comparten con ellas una mezcla entre un deseo innato de independencia y una actitud naturalmente cariñosa, que si bien no los lleva por un camino lujurioso a ninguno de los dos, les permite establecer lazos serios cuando deciden que ha llegado la hora del compromiso. Dentro de ese cascarón ligero y con innegable encanto, se esconde un espíritu de gran sensibilidad en espera de una pareja capaz de compartir experiencias profundas.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

El encanto que caracteriza el trato del hombre Géminis en su entorno social, lo lleva a ser un amigo leal y a establecer fuertes lazos de amistad con otras personas capaces de valorar y respetar su naturaleza cambiante, así como su capacidad para la fuerte discusión de ideas novedosas e interesantes. Por ello, la mujer Acuario, quien también ama estar rodeada de amigos, puede entender perfectamente la naturaleza de Géminis, dada siempre a seguir sin malicia sus propios impulsos. A diferencia de ellos, las Acuario tienen la capacidad de salir solas al mundo, y si bien los dos valoran altamente a sus amistades y seres queridos, a ambos les cuesta establecer compromisos afectivos.

Con esta combinación de cualidades, se trata entonces de una relación altamente positiva en la mayor parte de los aspectos, y es en lo concerniente a las relaciones íntimas donde se notan más los contrastes entre los dos signos, y donde también suelen mostrar más sus respectivas debilidades. La relación entre un hombre Géminis y una mujer Acuario puede carecer de la fuerza necesaria para el crecimiento personal de cada uno, pues los mantiene a ambos en su zona de confort y no los confronta con el compromiso ni con los retos de la verdadera interacción con el mundo real, alejándolos del impulso hacia una relación íntima realmente establecida.

Por otro lado, Géminis es un signo voluble y cambiante, completamente impredecible mostrando su personalidad, mientras que Acuario, al contrario, es un signo más bien predecible, por mucho que le guste la innovación, la aventura y el reto. A pesar de estas distancias, y como ambos hacen alarde de mentes imaginativas y originales, la intimidad sexual entre ellos puede resultar magnífica, pues siempre estarán en constante búsqueda de nuevas emociones y alejados absolutamente de la rutina.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Géminis en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

Las mujeres Acuario y los hombres Géminis son una pareja que puede trabajar de forma perfecta y armoniosa en conjunto. Como son parecidos en algunos aspectos y no son particularmente proclives a la ambición, no hay tendencia hacia la competitividad entre ellos o hacia la envidia profesional. Ambos pueden destacar, sobre todo, en puestos donde puedan mostrar su capacidad intelectual, y las Acuario poseen, además de esto, un plus relacionado con su empatía con el prójimo, reflejada en el trabajo por causas humanitarias.

Por su parte, los hombres Géminis tienen cualidades destacadas para desempeñarse eficientemente en ambientes de gran estrés y demanda de eficiencia. Ninguno de los dos signos destaca por una capacidad particular de liderazgo, pero su facilidad de comunicación con el entorno los hace a ambos valiosos como miembros de un equipo de trabajo exitoso, tanto en solitario como en conjunto. Esa capacidad de comunicación y el optimismo que caracteriza a ambos signos sirven para suavizar asperezas y conflictos potenciales en el lugar de trabajo.

A pesar de que los dos suelen saber bien lo que aspiran en la vida, pueden mostrar inconsistencias que tendrán que trabajar en conjunto a lo largo de su relación. Si logran salvar esa condición cambiante, podrán disfrutar de una feliz relación, basada en los sueños compartidos, la diversión y su sociabilidad desbordante.

Te interesa: