Compatibilidad entre el hombre Aries y la mujer Acuario

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 04 Enero 2021

AriesamorAcuario

Si el hombre es de signo Aries y la mujer es de signo Acuario, existe una compatibilidad excelente y ambos pueden sentir que se encuentran en una relación bien sintonizada y que fluye correctamente en casi todos los sentidos, aunque algunas veces el ímpetu de Aries pueda causar choques con una Acuario racional y lógica.

Aries posee un liderazgo innato, pero Acuario no desea ser guiada y se muestra poco tolerante al respecto. Esto puede ser contraproducente si no encuentran alguna forma equilibrada de trabajar en equipo y mostrarse independientes, pero iguales.

La mujer Acuario es bastante vulnerable a nivel emocional y suele tener momentos en que necesita expresar sus sentimientos con libertad ante aquellas personas que considera de confianza. Aries puede mostrar su lado igualmente vulnerable en estas ocasiones, pero ambas exaltaciones emocionales pueden causar daños si no son manejadas de forma adecuada.

Es totalmente posible que ambos signos desarrollen un vínculo sano a nivel amoroso y de amistad, pero es una relación que requiere de mucho cuidado y prudencia, ya que los dos componentes de la relación tienen límites que son muy sencillos de rebasar.

Al final, la base del éxito en esa relación se consigue cuando ambos signos logran expresarse libremente sin resultar abrumadores sobre el otro, siendo esta la habilidad que marcará la diferencia entre ganar o perder en el terreno amoroso.

Compatibilidad general entre ambos signos

Acuario es un signo caracterizado por la inconstancia, pero muy inteligente, y esa inteligencia resulta atractiva para Aries. La primera se encuentra regida por Urano y Saturno, lo que la hace impredecible, mientras que el último tiene por regente a Marte, que lo convierte en un auténtico guerrero.

Gracias a sus regentes, ambos son signos activos y llenos de energía y vitalidad, tienen una gran dotación de fuerza y resistencia física, así como creatividad y originalidad para resolver diferentes temas, hacer frente a los conflictos y ser independientes.

Ambos son enemigos de la mediocridad, de las cosas mal hechas o con estética deplorable. Estas características los convierten en excelentes compañeros de viajes y aventuras.

La fuerza que comparten los hace independientes y esa es la razón por la cual se siente atraídos entre sí. La mujer de Acuario puede ceder y mostrarse un tanto pasiva ante el ímpetu de Aries, pero se mostrará en total desagrado si viene de una relación en la cual estuvo soportando una posición de dominación.

Aries es un signo que se caracteriza también por la competitividad, algo que le permite escalar muy bien a nivel laboral o cualquier situación en donde pueda hacer valer su tenacidad.

Por su parte, el signo de agua se encuentra impulsado por lo emocional e intelectual, razón por la cual destaca mejor en escenarios donde pueda ejercer la compasión y mostrar su naturaleza humanitaria.

Esto puede ser muy positivo para una relación entre ambos, porque se disminuyen las posibilidades de conflicto, ya que las actividades en las que destacan son completamente diferentes. No existirá batalla por dominar o protagonizar sobre un mismo escenario porque se mueven en esferas diferentes.

La mujer Acuario valora mucho el tiempo a solas, mientras que el hombre Aries solo necesita reconocimiento por sus labores, conquistas y éxito, ya que se mueve principalmente por el ego.

Se vuelve sencillo leer a un hombre Aries, porque siempre va a mostrar sus intereses de forma directa y honesta. Dado su carácter impulsivo, sus pensamientos y emociones suelen ser muy transparentes y se pueden detectar en su forma de conducirse ante la vida. Aries hace lo que le pasa por la mente, sin ninguna clase de arrepentimiento, y generalmente tiene un excelente instinto que le hace tomar decisiones adecuadas.

La mujer de Acuario es mucho más difícil de analizar, ya que mantiene sus emociones bajo aparente control. En realidad, lo que hace es enterrarlas y volverse un tanto esquiva, hasta que el asunto se hace demasiado fuerte para ser contenido y la molestia o felicidad se vuelve totalmente evidente.

Hay un aspecto interesante de la compatibilidad entre ambos signos, y es que ambos comparten un miedo terrible al aburrimiento, por lo cual ambos se incentivan a mostrar su lado más aventurero.

Acuario requiere de conversaciones que resulten estimulantes a nivel intelectual, por lo cual buscará en Aries a un hombre inquisidor y culto, que sepa proporcionarle tiempo de calidad por medio de conversaciones amenas.

Pueden encontrar grandes satisfacciones cuando consiguen actividades comunes en las que puedan desafiarse como iguales y dar rienda suelta a sus instintos de aventura.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

Aunque parezca un tanto confuso, la mujer de Acuario puede ser reflexiva y muy reservada en su expresión emocional, pero a su vez posee una extravagancia que la vuelve extrovertida cuando se encuentra en diferentes situaciones sociales, como reuniones con amigos y celebraciones.

Le encanta ayudar a la gente y mostrar su lado humanitario contribuyendo todo lo que puede con cualquier causa, por lo cual no es extraño verla colaborando en la cocina durante cualquier reunión.

Ella es encantadora y misteriosa, dos cualidades que solo se manifiestan cuando desea que ocurra; ella permite que el mundo vea únicamente lo que ella quiere mostrar. Quizás por esta razón muy pocas personas logran llegar a establecer un nivel de intimidad tan alto, aun cuando es excelente para hacer nuevos amigos.

Un hombre Aries es mucho más fácil de tratar, aunque es frecuente que se muestre menos extrovertido. Por lo general, prefiere rodearse de amigos y personas que se impresionen fácilmente con sus habilidades y destrezas, ya que de esta forma puede alimentar su ego, que constantemente necesita un nuevo desafío.

No espera casi nada de las personas, es decir, no tiene exigencias particulares o requerimientos específicos para establecer amistad real con una persona, basta con que la misma demuestre un trato sincero para que Aries responda, demostrando que estará a su lado aún en tiempos de necesidad.

A diferencia de los signos de agua, Aries acepta con facilidad a diferentes personas en su círculo y no es nada difícil ganarse su corazón, aunque muy pocos lograrán presenciar su lado emocional más profundo, ya que este solo se encuentra reservado para su pareja y personas de máxima intimidad.

Una relación íntima entre ambos signos trae consigo grandes desafíos. Aries es un signo de fuego y como tal su expresión es apasionada, pero esta pasión solo se desborda ante aquello que les interesa y apasiona, por lo cual tienen un cúmulo de emociones que están reservadas únicamente para la persona que aman.

Siendo la mujer Acuario de emociones discretas, es muy sencillo que el hombre Aries la abrume con sus demostraciones de afecto, lo cual puede resultar frustrante para él si no aprende a comprender la naturaleza de su pareja.

El hombre Aries es de naturaleza primitiva y sexual, de la energía sexual es donde proviene todo el ímpetu que manifiesta en las diferentes facetas de su existencia. Esto resulta muy atractivo para la mujer de agua, que también posee impulsos sexuales fuertes y una mente imaginativa.

Hay muy poco espacio para que estos signos se oculten cosas durante su rutina diaria, ya que ambos son muy honestos, por lo cual una relación entre ellos tiene excelentes perspectivas a largo plazo, siempre que aprendan a mantener un equilibrio en los comportamientos opuestos.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Aries en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

En el ámbito profesional, Acuario tiene una ventaja grande sobre Aries, ya que a la primera se le hace muy sencillo el trabajo en equipo, mientras que el segundo prefiere los espacios de liderazgo o el trabajo individual, en lugar de compartir situaciones de igualdad, sobre todo por su espíritu competitivo. Sin embargo, es necesario aclarar que aunque no se sienta cómodo en situación de subordinación, Aries es capaz de adaptarse y siempre se encuentra abierto a nuevas experiencias.

La competitividad se encuentra presente en el área laboral donde Aries se desempeña, y siempre va a intentar destacar con sus habilidades y no permitirá que nadie se interponga en su camino.

En el caso de Acuario, no hay mayores deseos de competir en su desarrollo profesional y su ambición es casi inexistente. Ella va a preferir un trabajo tranquilo, cuyo impacto se evidencie en su impacto sobre la sociedad, por lo cual la carrera que eligen tiene mucho que ver con su carácter humanitario, y se muestran siempre interesadas en ayudar a los demás.

Una relación laboral entre ambos signos no se puede considerar sencilla, pero sí puede llegar a ser muy satisfactoria. Si realmente están enamorados, trabajar juntos puede llegar a convertirse en una experiencia emocionante. Trabajando en campos diferentes, cada uno puede aportar ideas al trabajo del otro y servir de apoyo y complemento.

Te interesa: