Compatibilidad entre el hombre Aries y la mujer Leo

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 04 Enero 2021

AriesamorLeo

Un hombre de Aries puede establecer una relación intensa con una mujer de Leo, algo que resulta emocionante para ambos. En el zodiaco, esta combinación ofrece un excelente nivel de compatibilidad y pueden lograr relaciones largas, casi sin esfuerzo. Son signos que aprenden a vincularse de forma sencilla y tienen aspectos complementarios que los mantienen unidos a largo plazo.

La mujer de Leo se siente inmensamente atraída por la caballerosidad de Aries, así como por su fidelidad y sinceridad, de este modo no dejan casi espacio para complicaciones en la vida diaria.

Ninguno de los dos signos es romántico en exceso, ya que lo encuentran poco atractivo y una pérdida de tiempo. Comparten un nivel de terquedad impresionante, que los hace una pareja muy interesante, porque su compatibilidad sobrevive en el tiempo y no atraviesa por etapas de fluctuación como sí ocurre con otros signos.

Ambos son signo de fuego, por lo cual son explosivos y no se quedan nunca en segundo lugar. En consecuencia, sus relaciones de amistas e intimidad son generosas, llenas de regalos y atenciones entre sí, buscando siempre el halago mutuo.

El encanto de la Leo puede mitigar la intensidad y volatilidad del fuego Aries, haciendo que se desarrolle una pasión sin fin. Cuando el macho es Aries y la hembra es Leo, se produce un escenario ideal para que ambos puedan dejar fluir los dones que sus signos confieren, caso contrario a lo que ocurre cuando se trata de un varón Leo y una mujer Aries.

A pesar de los aspectos positivos, se producirá una gran lucha de egos de manera eventual, asunto que deben trabajar en equipo para contrarrestar los efectos negativos que esa conformación astrológica puede traer a la vida cotidiana.

Compatibilidad general entre ambos signos

Esta combinación de signos es ardiente, ya que ambos son de elemento fuego. Pero hay matices, y este fuego puede llegar a tener una naturaleza amable y no destructiva como sí ocurre con otros tipos de uniones de este elemento.

Leo es regido por el Sol y representado por la figura noble del león, mientras que Aries es representado por Marte, que además es el dios de la guerra. Son dos figuras de poder, pero a su vez, tienen comportamientos infantiles que evolucionan hacia un adolescente idealista e impulsivo.

Así, la simpatía entre ambos es inmediata y ambas personalidades se ven reflejadas y atraídas, contagiando de su alegría de vivir a todos aquellos que tienen a su alrededor. Siendo un signo cardinal y el primero del zodiaco, Aries es líder incuestionable; Leo es un signo fijo y no le gusta dar su brazo a torcer, así que también tienen un don de mando que eventualmente saldrá a flote.

Como signo cardinal, Aries no manda, sino que traza su propio camino, lo sigue y son los demás quienes toman su ejemplo. El choque puede producirse cuando Leo, que sí adora mandar, intenta corregir el camino de Aries y se impone sobre su visión de la vida en determinadas circunstancias. Un balance inadecuado de sus egos puede hacer que se enfrenten de manera constante, tanto en una relación laboral, como de amistad y de pareja.

Otro punto interesante de esta configuración es que se pueden convertir en grandes confidentes, ya que ambos comparten nobleza y calidez. Se divierten en salidas simples como paseos al aire libre, viajes a la playa o cualquier otra clase de aventuras en medio de la naturaleza.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

Esta es una de las mejores combinaciones en lo que se refiere al amor y las relaciones de pareja. El fuego alimenta al fuego y esta configuración implica un gran compromiso y mucha pasión. Estos dos signos se entienden de una manera intuitiva, por lo cual no requieren de muchas palabras para trabajar en equipo en las labores cotidianas. También poseen una intensidad sexual similar y en conjunto se muestran románticos, generosos y muy entregados a sus relaciones de pareja.

Tienen una mezcla de independencia y calidez que les permite encajar a la perfección, y su competitividad se traduce en mostrarse cada vez más generosos y entregados, una “lucha” que resulta increíblemente beneficiosa.

Alcanzan un amplio nivel de intimidad, aunque en un principio, ambos se resisten a establecer una relación que los convierta en prisioneros de una relación a largo plazo. También pueden llegar a ser contradictorios, porque cuando sienten deseos por una persona, pueden llegar a mostrarse posesivos y dominantes.

Tanto en amistad como en relaciones íntimas, Leo es muy leal y Aries es independiente. Si entre ellos ocurren engaños, ambos expondrán la peor parte de sí mismos en el conflicto, lo cual dejará profundas cicatrices que pueden hacer imposible una reconciliación.

El espíritu aventurero no resulta un problema para ellos, porque ambos comparten las mismas necesidades. También comparten una hipersensibilidad a la crítica, lo cual puede ser positivo o negativo dependiendo de la situación. Cuando se conocen bien, ambos pueden evitar realizar críticas bruscas para evitar que el otro lo tome como una provocación, evitando las fricciones.

Una pareja de estos signos puede llevarse excelente mientras todo marcha bien, pero entrar en intensos conflictos cuando las cosas se están llevando de manera inadecuada, generando amarguras y fricciones, será un asunto del que será muy difícil que se recuperen si ocurre con demasiada frecuencia.

En el ámbito sexual se complementan a la perfección. La mujer Leo no soporta una relación aburrida y desabrida y Aries es la expresión viva de la pasión en la cama, buscando siempre complacer y alimentándose de la energía sexual.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Aries en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

Se trata de una combinación afortunada en cuestiones de trabajo y negocios. Leo tiene una mente creativa y siempre va en busca de la expansión, además de ser visionario. Aries, es entusiasta y muy optimista, teniendo la capacidad de sacar adelante cualquier clase de empresa, con el sencillo hecho de habérselo propuesto.

Como ambos tienen la capacidad de estimularse y potenciar sus habilidades y cualidades, una sociedad entre ellos sería muy próspera. Igualmente, en cuanto a trabajar juntos, uno puede servir de guía y complemento del otro, siempre que Leo no intente interferir en las metas de liderazgo que se plantea Aries.

Es necesario recordar que Aries es un fantástico líder, pero que no funciona bien con el trabajo en equipo, y Leo es terca e independiente, de modo que lo ideal será que su forma de trabajar sea complementaria y no competitiva para que se establezca una rutina que fluya de manera adecuada.

Nunca deberían estar ambos compartiendo el timón, ya que los resultados serían desastrosos. Forman un equilibrio sano, siempre que cada quien aprenda a respetar el espacio del otro.

Te interesa: