Compatibilidad entre el hombre Géminis y la mujer Piscis

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Actualizado: 19 Enero 2021

geminisamor piscis 1

Cuando se trata de una relación establecida entre un hombre perteneciente al signo de Géminis y una mujer Piscis, el resultado se puede definir como todo un desafío. Las Piscis y los Géminis comparten un espíritu amable y una visión creativa de la vida, pero difieren en su forma fundamental de abordarla. Mientras las mujeres Piscis son profundamente emocionales, los hombres Géminis son eminentemente intelectuales, produciendo un choque inevitable donde las Piscis son las que más van a sufrir con su intelectual compañero. Sabiendo que ninguna relación se establece si no hay seguridad de ambas partes de trabajar en ella, en este caso también es posible salvar las diferencias si ambos miembros de la pareja se centran en resaltar las cualidades que los unen y no las distancias que los alejan.

Lo que cada signo quiere

Entre un hombre Géminis y una mujer Piscis lo que más se contrapone es el manejo del aspecto emocional. Las Piscis son emocionales, por lo que requieren vivir su introspección a solas para lograr organizar sus sueños, que es la mejor manera en que saben vivir la vida y generar las ideas creativas y emociones que regirán sus afectos y su trabajo. En contraposición, los hombres Géminis buscan siempre la compañía y la comunicación con otros, y odian estar solos, por lo que estarán en búsqueda de contacto social permanente.

Las actividades y las distracciones más afines a las Piscis se desarrollan en ambientes serenos que les permitan la reflexión sobre sus intereses. En cambio, los Géminis necesitan de un reseteo constante, de un cambio permanente que refresque ideas y descubra nuevas potencialidades para su interés. Si la vida se vuelve completamente predecible, se aburren y abandonan la vía por donde van, yendo nuevamente en búsqueda de nuevas ideas y relaciones que abordar. Es por ello que el aspecto emocional es el más difícil de equilibrar en esta pareja, con una Piscis muy expresiva emocionalmente y un Géminis muy inquieto y expresivo mentalmente. Los Géminis pueden llegar a ser muy cariñosos para corresponder a su pareja Piscis, pero ella deberá entonces procurar también hacer conexión e intercambio con las ideas de él.

Más allá de sus diferencias básicas, ambos signos comparten muchas cosas en común que logran acercarlos de manera efectiva. Los dos signos destacan por su curiosidad del entorno, son intuitivos y adoran desarrollar su espíritu creativo, aunque como signos mutables, en ambos casos, puede que no sean muy consistentes con ello, a pesar de lo cual ambos comprenderán la necesidad de cambio del otro. Por otro lado, ambos signos aprecian también en gran manera a las amistades, si bien Piscis prefiere pasar más tiempo a solas que compartiendo con otros, mientras que el inquieto y cambiante Géminis es mucho más extrovertido y siempre buscará el contacto y el intercambio de ideas con innumerables personas a su alrededor. En este sentido, la adaptabilidad de los Géminis es una cualidad que puede serle muy útil en su relación con la más introvertida Piscis.

La compatibilidad en el amor y las relaciones de amistad

La curiosidad intelectual de los hombres Géminis los hace seres sociales por excelencia. Ellos requieren un intercambio de ideas permanente, que mantenga activa su intelectualidad, su agilidad mental. Si este flujo permanente no es atendido, se aburren y cambian de persona, y con ello, su círculo de amistades estará siempre en constante renovación. A pesar de ello, son buenos amigos, capaces de solidarizarse con las causas que son importantes para sus amistades y ayudarlos fielmente y con ingenio a salir adelante.

Por su parte, la mujer Piscis también puede contar con un número importante de amistades en su círculo, derivadas de su espíritu altamente emocional y empático, y del cariño con el que se dedica a ellas. Una Piscis siempre estará dispuesta a escuchar las necesidades emocionales de sus amigos, y les brindará sus mejores consejos y ayuda. La única desventaja al respecto es que, desde su ingenuidad, puede ser utilizada y manipulada por amigos poco escrupulosos y eso le generará decepción y un intenso dolor.

En las relaciones íntimas, esta pareja voluble sabe sin embargo qué esperar el uno del otro, puesto que antes de llegar a la intimidad habrán establecido convenios sobre las necesidades que ambos requieren cubrir según sus expectativas. Lograr ese equilibrio en esta relación puede resultar más complicado para las mujeres Piscis, pues los Géminis están lejos de ser el príncipe de sus sueños que caiga a sus pies, ya que su pareja estará interesado en ella, pero simultáneamente estará también relacionándose mentalmente con múltiples personas a su alrededor, por lo que podría restarle el nivel de atención al que ella aspira.

La relación sexual se aborda de manera diferente en los dos signos. Las Piscis tienen sexo por emoción y romance, no por diversión, mientras que los Géminis buscan divertirse con cualquier actividad, y por lo tanto, tardarán más en hallar la motivación emocional que complemente el intercambio sexual. La capacidad intelectual de los Géminis en la resolución de problemas puede ser un factor decisivo para lograr la comunicación que amalgame las necesidades y aspiraciones de ambos, y logre una relación armoniosa y feliz.

Relacionado: ← ¿Cómo es el hombre Géminis en la cama?

La compatibilidad en el trabajo o en aspectos profesionales

Como ambos son creativos y ninguno es especialmente competitivo en el trabajo, estos dos signos se complementan bien en el aspecto laboral. Las mujeres Piscis son más versátiles, pues disfrutan por igual del trabajo en equipo donde puedan aportar soluciones que de un trabajo individual donde se les permita desarrollar sus propias dotes. En cambio, los hombres Géminis son mucho mejores en el trabajo en grupo, donde su mentalidad abierta y creativa aporta soluciones y abre caminos conjuntos, mientras se comunica adaptándose a todo el mundo. Para ambos es importante disfrutar del trabajo que hacen, y como no son particularmente ambiciosos, a pesar de que puedan trabajar duro, pondrán esto por delante como condición antes del éxito a toda costa.

Ambos signos buscan interactuar con una pareja que se una para vencer juntos las dificultades de la vida o del trabajo; y sin ser particularmente reflejos uno del otro, buscan complementarse en el balance entre similitudes y diferencias para encontrar el equilibrio. El trabajo conjunto en ellos dos consiste en descubrir los rasgos únicos de su pareja y aprender a respetarlos, sacando buen partido de ellos para el bien de la relación. El emparejamiento entre un Géminis y una Piscis podría resumirse como la interacción entre una mente ágil y abierta y un corazón generoso y bien dispuesto.

Te interesa: