El Simbolismo del delfín

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Última actualización: 03 Junio 2020

simbologia del delfin

El delfín simboliza, entre otras muchas cosas, la resurrección y la protección. Su naturaleza juguetona nos recuerda la necesidad de tomarnos la vida con alegría y humor.

Se trata de un animal muy inteligente, que confía en su intuición e instintos. Su naturaleza amable y gentil es un símbolo de que pase lo que pase, tenemos que ver lo bueno en todas las personas y traer paz a nuestras vidas y las de todos los que nos rodean.

Los marineros siempre han creído que los delfines son un signo de buena suerte y les han asignado un simbolismo de protección porque ahuyentan a los tiburones y ayudan a la gente en el agua.

La cooperación es otro de los significados con los que se relaciona al delfín, puesto que los delfines normalmente viven en grupos y los delfines adultos sanos alimentan y protegen a los heridos.

Además toda la manada se reúne alrededor de los delfines madre y sus crías para protegerlos de cualquier depredador.

Su grado de cooperación y desinterés es admirable y verdaderamente difícil de encontrar en otras especies.

La fuerza interior de los delfines es otro de sus signos de identidad. Cuando se ven amenazados por orcas o tiburones, luchan en lugar de tratar de huir. Por eso se les considera como una representación de la autoconfianza y te recuerdan la importancia de mantenerte firme y decir lo que piensas.

Por último, en muchas culturas también han sido símbolo de la resurrección, por lo que su presencia suele asociarse a momentos de renacimiento personal y espiritual

¿Te identificas con el delfín? Rasgos positivos y negativos de tu personalidad

Si te identificas con el delfín posees muchas de sus cualidades. Eres amable, pacífico, y posees una profunda fuerza interior.

Te caracterizas por ser alguien de carácter alegre, que disfruta con las interacciones sociales, y que buscas la aventura en cualquiera de sus formas.

Tienes inquietudes artísticas, una gran sensibilidad y un trato fácil y cercano. Te preocupas por tus seres queridos y las personas de tu entorno más cercano.

Tu espíritu juguetón hace que la gente a menudo se siente atraída por ti, especialmente debido a tu .  sentido del humor. Valoran cuanto te gusta jugar y a veces dicen que tienes un espíritu infantil.

Por el lado negativo, te cuesta mucho elegir y tomar decisiones. Cuando las opciones son muchas te colapsas y sientes una especie de bloqueo que no te deja reaccionar, quizás porque no te gusta renunciar a nada.

Cuando te imponen tareas que no te agradan puedes llegar a sufrir niveles de estrés elevados, que pueden conducir incluso hasta la depresión.

Tu naturaleza pide libertad, y todo lo que vaya contra esa idea te resulta muy angustioso. Por eso todo lo que suponga cumplir con horarios y plazos te resulta desagradable, lo que tiene como consecuencia que los demás te tengan por una persona desorganizada.

Dejas las cosas siempre para el final, y tomas decisiones más basadas en la intuición que en la razón. Te tienen por un soñador, con todo lo bueno y lo malo que ello implica.

Cuando es más probable que el delfín aparezca en tu vida

Entre los momentos más propicios para que el delfín haga su aparición en tu vida se encuentran los siguientes:

- Cuando necesitas una inyección de entusiasmo y optimismo. La positividad es capaz de hacerte superar situaciones que creías imposibles. Mantener un espíritu optimista te mantiene a flote en las circunstancias más duras, y a veces eso es todo lo que se necesita para sobrevivir, porque después de cada tempestad llega la calma.

- Cuando te enfrentas a una tarea que requiere creatividad. La presencia del delfín viene a indicarte la necesidad de que abordes una tarea con imaginación y que dejes de lado las soluciones habituales. Pensar fuera de la caja ofrece excelentes resultados si tienes personalidad suficiente para no dejarte influir por las opiniones ajenas.

- Cuando te tomas la vida demasiado en serio. El delfín es un toque de atención acerca de que necesitas empezar a quitarle importancia a muchas cosas a las que les das demasiada trascendencia. La vida no es solo trabajo o responsabilidades, también es diversión y entretenimiento, y la presencia del delfín puede indicarte que no mantienes el necesario equilibrio entre ambas cosas.

¿Qué puedes aprender del delfín?

Del delfín puedes aprender a tomarte la vida de forma más positiva y optimista, a alejar el estrés y restarle dramatismo a las cosas.

También a tener un espíritu más soñador y no tener miedo de pensar a lo grande, porque el éxito es de los que se arriesgan y no temen lanzarse a la aventura.