Simbología del Oso

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Última actualización: 03 Junio 2020

simbologia del oso

El oso ha sido venerado a lo largo del tiempo por su poder y fuerza. Por eso el oso simboliza la fortaleza.

Sin embargo, la fortaleza del oso no proviene solamente de su tamaño y fuerza, sino también de la fuerza de su mente.

Apoyado en su imponente fuerza física, el oso posee un pronunciado sentido de seguridad y confianza. Por lo tanto, es en tiempos difíciles, un importante pilar de apoyo para los suyos.

Simboliza tu confianza y cómo te presentas al mundo, sabiendo lo que quieres y hacia dónde vas.

Estás preparado para asumir un papel de liderazgo, porque, entre otras características, eres un protector feroz capaz de enfrentarse a cualquiera para dar seguridad a su grupo.

Actúas sin miedo, y te sabes preparado para defenderte a ti mismo y a los demás. Pero combinas esa actitud feroz con un espíritu gentil, como hace cualquier oso que protege a sus cachorros.

Otro simbolismo muy pronunciado del oso tiene que ver con la paciencia. Sabes que en ocasiones necesitas hibernar tus ideas hasta que llegue el momento perfecto para actuar.

Al igual que el oso duerme larga y profundamente, necesitas hacer un viaje a tu interior para conocerte a ti mismo y darte cuenta de lo que tu corazón está buscando.

Por eso no te sientes incómodo en tu soledad. Necesitas estar a solas con tus pensamientos para poder analizar fríamente todos los factores y decidir con acierto.

El oso simboliza el dominio y la autoridad, mantenerse firme ante las adversidades, protección y compromiso.  Pero también descanso y tranquilidad.

Por eso cuando el oso aparece puede ser una señal de que necesitas darte un tiempo para reflexionar

y conocerte mejor, averiguando lo que realmente quieres.

Al igual que el oso que hiberna durante meses en una cueva, este periodo te servirá para escuchar lo que te dicta tu corazón y saber qué es lo mejor para ti.

¿Te identificas con el oso? Rasgos positivos y negativos de tu personalidad

Si el oso aparece en tu vida significa que en cierto modo eres una persona poderosa. Incluso en momentos de debilidad, impotencia o incertidumbre te muestras como una persona con autoridad, que ofrece dirección y guía, y tu presencia inspira respeto y admiración.

Eres fuerte y confiado, -a veces más de lo recomendable- y esa actitud inspira a otros. Sin embargo estos dones y talentos, no te hacen perder tu humildad, lo que todavía engrandece más tu figura.

Claro que no todos son virtudes. Con frecuencia te pones de mal humor y te molestas fácilmente, lo que con tu temperamento puede ser peligroso. Deja que tus emociones se asienten antes de decir o hacer algo de lo que te puedas arrepentir después.

Cuando es más probable que el oso aparezca en tu vida

 La aparición del oso en tu vida puede darse en muchas situaciones, pero aquellas en las que resulta más propicia son:

- Cuando sientes que necesitas protección. El oso es la representación animal de la protección. Con su combinación de fuerza y gentileza es capaz de ser fiero con los enemigos que amenazan a sus crías y tierno con ellas. 

- Cuando sientes que la vida empieza a perder aliciente para ti. A veces sientes que pasan demasiadas cosas a tu alrededor, y al querer atenderlas todas terminas por fracasar. Es cuando el sentimiento de que la vida no tiene alicientes aparece. Para alejarlo simplemente aléjate del ruido y céntrate en las cosas importantes, al enfocarte en lo que de verdad cuenta, obtendrás mejores resultados.

- Cuando tomas conciencia de la necesidad de mantenerte firme y enfrentar tus miedos para superar algo. Todo el mundo tiene al oso por un animal valiente. Incluso si no te sientes valiente, ¡el mundo no tiene por qué saberlo! Simplemente toma al oso como ejemplo y muéstrate firme frente a las cosas que te atemorizan. Te sorprenderá comprobar lo lejos que te lleva esta actitud.

¿Qué puedes aprender del oso?

El oso te ayuda a encontrar tu lugar y a estar más arraigado a él. También te muestra la importancia de dedicar más tiempo a actividades introspectivas que te permitan conocerte mejor.

También te recuerda que no necesitas un motivo especial para descansar, y que no debes sentirte culpable por hacerlo. Un buen descanso es lo que permite que todas tus actividades se puedan llevar a cabo con el máximo de energía. Encuentra el tiempo adecuado para descansar e integra el descanso como una parte importante de tu vida.