Simbología del Caballo

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Última actualización: 03 Junio 2020

simbologia del caballo

El simbolismo del caballo está muy relacionado con la libertad en la vida. Gracias al caballo puedes experimentar la energía de un espíritu genuinamente libre.

El caballo es conocido también por ser uno de los animales más trabajadores de la tierra, con la capacidad de seguir adelante incluso en las circunstancias más duras. El caballo está acostumbrado a superar obstáculos, y a manejarse en situaciones adversas.

Otro significado del caballo relacionado en gran medida con el concepto de libertad es el viaje. El caballo, pese a tener que cargar casi siempre con un jinete en su espalda, es un animal que continuamente emprende todo tipo de viajes.

Cuando el caballo se encuentra cabalgando en libertad galopa y gasta sus energías, y en cierto modo esto tiene un simbolismo que se relaciona con el modo en el que vives tu vida. Por duras que sean tus condiciones de vida, has de disfrutar a tope de esos pequeños momentos que te ofrece porque son los que verdaderamente le dan sentido.

El simbolismo del caballo en tu vida es por tanto decirte que nadie puede quitarte tu poder de ser feliz, porque se trata de una elección.

Como el caballo, por muy fuerte y resistente que seas puedes llevar una carga limitada. Tratar de llevar más peso del que eres capaz solo te conducirá al agotamiento, así que examina si llevas una carga demasiado pesada y aligérala.

Sentirte agotado y desmotivado, hará que pierdas la concentración y el foco, y te alejará de aquellos objetivos que te hayas propuesto conseguir.

¿Te identificas con el caballo? Rasgos positivos y negativos de tu personalidad

Si te identificas con el caballo no cabe duda de que posees una naturaleza muy social y amistosa, que te permite llevarte bien con cualquiera.

Tienes la habilidad de conseguir que cualquiera se sienta bienvenido cuando está a tu lado, en parte por tu carácter alegre y abierto que te hace popular allá donde vas.

A pesar de este rasgo prefieres estar con un pequeño grupo de amigos cercanos y de confianza que con un grupo más amplio, pero con el que te une un vínculo más superficial.

Al igual que el caballo, no quieres estar atado, quieres sentir que puedes vagar y correr libremente.

En cuanto a tu vida amorosa te mantienes alejado de las relaciones serias y los compromisos, y a menudo se te cataloga como una persona promiscua.

Cuando es más probable que el caballo aparezca en tu vida

Aunque pueden darse muchas situaciones en las que el caballo haga acto de presencia, éstas son algunas de las más reconocibles:

Cuando necesitas que te recuerden que solo eres un ser humano. Reconocer tus sentimientos es el primer paso. Cuando la exigencia se vuelve insoportable necesitas mirar hacia dentro y darte cuenta de que eres solo un ser humano con sus cualidades y defectos, no una máquina perfecta programada para no fallar.

Cuando te estás acercando a un nuevo período o etapa en la vida. Ya sea a nivel personal, o en tu vida profesional los cambios forman parte del camino. Pero tienes que estar preparado para asumirlos para que no te resulten traumáticos.

Cuando necesitas canalizar tu fuerza interior. A veces, tu fuerza interior está dispersa en múltiples objetivos y pierde eficacia. Canalizarla hacia un único lugar te ayudará a concentrarla con lo que obtendrás mucho mejores resultados en todo lo que te propongas.

Qué puedes aprender del caballo

Del caballo puedes aprender que la emoción proviene de cuando inicias nuevas aventuras. También valores como el amor incondicional, la fidelidad, la compañía y la amistad que están tan presentes en este animal son dignos de ser imitados por ti,

Cabalgar hacia nuevas direcciones puede infundirte cierto temor, pero es necesario si quieres saber cómo de fuerte y libre eres realmente. Así pues, del caballo puedes aprender a que asumir riesgos es necesario cuando quieres conocer tu verdadero potencial.