Simbología del Águila

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Última actualización: 03 Junio 2020

simbologia del aguila

El águila es uno de los pájaros más grandes y fuertes de ahí que el simbolismo del águila siga esta línea.

El águila te anima a salir de tus zonas de confort para alcanzar mayores alturas y alcanzar cotas que a priori te pueden parecer imposibles.

El simbolismo del águila es una representación de la libertad y la visión. Puedes ver el brillante futuro que se encuentra ante ti y lo que necesitas hacer para que ese futuro suceda. El águila te ayuda a volar alto y libre si pones tu corazón y tu mente en conseguir tus objetivos.

Al igual que el águila, puedes reconocer las oportunidades y hacerlas tuyas mientras estén a tu alcance. Cuando el águila se te aparece, es una señal para que te des cuenta de tu propia fuerza personal y no tengas miedo de apuntar alto, porque tienes las cualidades necesarias.

Te abre los ojos al mundo y altera tu percepción del mismo, ayudándote a interpretarlo desde una perspectiva totalmente diferente.

Si has estado viviendo dejándote llevar por el miedo y la inseguridad y permaneces encadenado a los errores del pasado, el simbolismo del águila tendrá un gran impacto en tu vida porque te mostrará que puedes vencer esas limitaciones.

Son las ansiedades e incertidumbres las que hacen que tu vida se vea limitada, no tus capacidades. Por eso la aparición del águila es un toque de atención que te recuerda que no naciste para vivir en la mediocridad, sino que estás destinado a volar alto y a viajar lejos como hace ella.

De ti depende que dejes de lado tus miedos y comiences a mirar el mundo desde la majestuosidad de las alturas, que es el lugar al que realmente perteneces.

¿Te identificas con el águila? Rasgos positivos y negativos de tu personalidad

El águila inspira asombro y admiración. Es la verdadera autoridad en los cielos.

Por eso si te identificas con el águila quiere decir que posees la suficiente sabiduría y perspicacia para volar alto y que tienes la capacidad para ver el mundo desde una perspectiva más elevada.

Eres un visionario que puede ver más allá de lo evidente. Puedes elevarte por encima de las imperfecciones, decepciones y luchas y hacerte con el poder.

Eres intuitivo, determinado y audaz, rápido y activo. Sin embargo, hay cosas en la vida que requieren paciencia y autocontrol, y tienes que mejorar en este aspecto.

Ser agresivo puede tener un efecto contraproducente para tus planes. Es ocasiones es mejor tomarse un tiempo y esperar el momento perfecto que hacer ostentación de tu superioridad.

En lo que respecta a cruzar los límites, debes ser especialmente cuidadoso para no granjearte antipatías y enemistades. Siempre debes respetar los límites de los demás porque por muy superior que puedas ser, nadie puede vivir en el conflicto permanente.

Cuando es más probable que el águila aparezca en tu vida

Si el águila ha hecho aparición en tu vida es muy probable que sea por una de estas razones:

Te enfrentas a desafíos en tu vida. Cuando los desafíos a los que te enfrentas sientas que te sobrepasan recuerda que todo es temporal. Las nubes oscuras que se pueden cernir hoy sobre ti, mañana se habrán marchado y volverás a ver lucir el sol.

Te sientes cansado, desmotivado o desanimado. Ante los problemas y retos hay dos formas de abordar la situación: trabajar más duro o trabajar más inteligentemente. La primera es la que te causa desgaste y te hace perder la ilusión, por eso el águila te invita a que adoptes el otro planteamiento. No solo ofrece mejores resultados, sino que te ayuda a conservar tus energías.

Si sientes que estás listo para abrazar cambios. Todo el mundo tiene unos límites y cuando sientes que la situación los ha sobrepasado es hora de actuar aceptando que se avecinan cambios. En lugar de resistirte a ellos, abrázalos porque serán beneficiosos y te ayudarán a volar más alto.

Qué puedes aprender del águila

Del águila puedes aprender a a mirar la vida y sus desafíos desde diferentes perspectivas. No debes dejar que tu elección sea siempre elegir las soluciones más obvias, porque eso supone limitarte demasiado. Puedes abordar cualquier problema con un enfoque intelectual o emocional pero lo ideal es que lo hagas desde ambos puntos de vista. Todo está conectado. Esta lección te sirve para aprender a ver el pasado y el presente con objetividad, manteniendo al mismo tiempo una actitud positiva hacia el futuro.