Simbología del Cocodrilo

Emanuel Garm Por Emanuel Garm | Última actualización: 03 Junio 2020

simbologia del cocodrilo

El cocodrilo, por tratarse de un terrorífico depredador es un presagio de la muerte, pero lo que pocas personas saben es que también lo es de la vida.

El simbolismo del cocodrilo está relacionado con la concepción, incubación y nacimiento de ideas, y con cómo pueden utilizarse éstas para mejorar tu vida.

Seguir los instintos primarios es la principal forma de actuar del cocodrilo, por eso centra todos sus esfuerzos en asegurar su supervivencia y reproducción.

Aplicado a los seres humanos, la aparición del cocodrilo significa la exaltación de los instintos de supervivencia, la toma de conciencia de lo preciosa que es la vida y el hacer todo lo que esté en tu mano para protegerla.

Para ello el cocodrilo tiene que ser feroz cuando toca y saber que debe hacer lo que sea necesario para mantenerse vivo.

El cocodrilo es consciente de su fuerza, la cual emplea para lograr sus metas de supervivencia.

Pasar por dificultades y desafíos lo hace más fuerte y más sabio.

Al igual que el cocodrilo se lanza al río, tú debes estar dispuesto a salir al mundo para enriquecer tu vida con nuevas lecciones y experiencias.

Esas experiencias no siempre serán agradables, pero mientras no pongan en riesgo tu vida, te servirán para endurecer tu piel y hacerla tan resistente como la de este animal.

Por eso, cuando te toque lidiar con ciertas personas y situaciones no debes de preocuparte de ser amable todo el tiempo. Si lo haces estarás permitiendo que se aprovechen de ti. Desarrolla esa piel gruesa y dura para poder lidiar con oportunistas y manipuladores.

¿Te identificas con el cocodrilo? Rasgos positivos y negativos de tu personalidad

¿Te sientes identificado con el cocodrilo más que con ningún otro animal?

Entonces eres una persona que posee una gran energía creativa, pero esa energía puede, en un momento determinado, transformarse en ferocidad cuando la situación lo requiere.

Puedes demostrar un carácter explosivo cuando se te provoca, pero por muy temible que puedas llegar a ser en ciertos momentos, tus seres queridos, y especialmente tus hijos, son tu punto débil.

Con ellos te muestras siempre amable y gentil, y pones todos tus esfuerzos en cuidar bien a la gente que amas.

La seguridad, fuerza e inteligencia que muestras te hace objeto de admiración.

Por otro lado, sueles aferrarte a las cosas demasiado tiempo y eso incluye los malos recuerdos, por lo que te cuesta perdonar y olvidar. En ocasiones, y dependiendo de lo que haya sucedido, eres absolutamente incapaz de dejar que las cosas se vayan y pasar página.

Como persona eres difícil de descifrar. En general la gente te considera como alguien desapegado y de sangre fría, lo que no te ayuda a establecer vínculos.

Cuando es más probable que el cocodrilo aparezca en tu vida

 Si el cocodrilo aparece de forma recurrente en tu vida, lo más probable es que suceda por alguna de estas circunstancias:

Necesitas encontrar un sentido a las cosas. Cuando experimentas problemas personales y frecuentas relaciones tóxicas te preguntas por qué te sucede todo aquello. El cocodrilo te avisa de que debes extraer la lección que se esconde tras todo lo que te ocurre.

Experimentas un periodo de transición. Si te encuentras en un periodo de cambio e incertidumbre debes actuar igual que el cocodrilo que se adentra en las profundidades del río. Con confianza de que vas a salir a flote.

Sientes que necesitas alejarte de los demás y tener tiempo para ti. El cocodrilo es un animal solitario en ocasiones, y debes seguir su ejemplo cuando sientas que necesitas alejarte. La soledad es buena para el alma en ocasiones y te aporta una mejor perspectiva de la situación.

¿Qué puedes aprender del cocodrilo?

Del cocodrilo puedes aprender a darle un mordisco a la vida sin contemplaciones. Cuando se presente una oportunidad, no pierdas el tiempo pensando demasiado en ella y aprovecha lo que puede aportarte de positivo. Ve a por lo que te hace feliz. Si lo logras, perfecto, y si no, añádelo a tu mochila de experiencias que te harán más sabio.

El cocodrilo te dice que para vivir plenamente la vida debes tomarla en grandes trozos y no en pequeños bocados. Sé ambicioso y disfruta de lo que te venga.